El poder de las infografías en las presentaciones interactivas

De infográficos estáticos a infografías animadas hasta llegar a las tan consumidas infografías interactivas que se viralizan en el entorno digital. Su viralidad da muestra de la buena acogida cosechada por este formato en los últimos años. 

La infografía, la representación gráfica de la información, funciona y lo hace porque tiene la capacidad de mostrar contenido de un modo atractivo, visual y esquemático. Las características de la infografía casan con el reto al que se enfrentan las presentaciones: comunicar eficazmente.

Las presentaciones no son un mero trámite, cuando se realizan lo hacen para ser consultadas, entendidas e interpretadas, no para acabar en el fondo de un cajón, ni en un remoto enlace web. Ayúdate de la tecnología y alíate con los nuevos formatos para generar impacto con tus presentaciones. Aquí entra en juego la infografía.

Receptor activo: la interactividad

Para asegurar el éxito de una presentación, hay que implicar al receptor del mensaje y el vínculo es la interactividad, los formatos interactivos convierten al receptor en sujeto activo del proceso. Si quieres que tu presentación se consuma, que alguien lea o atienda con interés, huye de presentaciones farragosas, largas y densas. Esto implica innovación en formatos, pero también innovación en canales de consulta, como la posibilidad de crear, compartir y consultar presentaciones en una aplicación móvil.

Por muy interesante que sea el contenido, el continente cuenta, y mucho. No olvidemos que el 80% de nuestro cerebro está diseñado para asimilar y procesar imágenes. Sencillamente, le supone menos esfuerzo que leer un texto y, además, retiene mejor la información visual.

Y pese a todo, el diseño sigue siendo la gran asignatura pendiente de las presentaciones. Según el Estudio de Presentaciones Empresariales de The Corporate Agency, el diseño es junto a la falta de mensajes claros, los visuales de poca calidad y el excesivo número de diapositivas uno de los errores más comunes en las presentaciones.

5 consejos para crear infografías

La infografía como formato puede ayudar a conectar mejor con la audiencia de tu presentación. La vocación de la infografía es didáctica, así que pónselo  fácil al lector teniendo presentes estos cinco consejos:

1. Selecciona los datos, los importantes e interprétalos. Extrae las cifras, las ideas clave. ¿Las tienes? márcalas, y trabaja los esquemas  de toda la vida. Interpretación y contexto, lo son todo. Recuerda que datos e imagen trabajan conjuntamente de forma que explican y ayudan a digerir la información.

2. Jerarquiza de un modo coherente la información. Estructura el contenido de forma que ayude a la lectura.

3. Los colores comunican, ayudan a explicar la historia y construyen marca. Tenlos en cuenta porque ayudarán al lector en su recorrido.

4. Sé creativo o alíate con uno. Ayuda a digerir los datos con imágenes e iconos que contextualicen y expliquen por sí solas la realidad que encierra esos datos. Aquí entran en juego los diseñadores.

5. Aviso a navegantes: los infográficos no obran milagros, son el formato de presentación pero necesitan de información relevante y rigurosa para generar interés.

Y para muestra, un botón. He aquí un ejemplo de infografía en clave corporativa: 480interactive: 5 años creciendo en el mercado de las apps móviles.

Si quieres dar el salto con tus presentaciones e innovar en el formato y también en el canal de distribución, te sugerimos que eches un vistazo a las plantillas de inspiración para crear tus propias presentaciones interactivas en app sin necesidad de programar una sola línea de código. 

 

Quizá te interese:

Descarga gratis 480interactive y empieza a crear tus propias apps sin programar

¿Necesitas asesoramiento para crear tu aplicación? Escríbenos con tu consulta