valor empresarial

El valor empresarial de invertir en aplicaciones móviles

El hecho de que una empresa destine parte de sus recursos (tanto económicos como creativos) a crear una aplicación móvil propia supone una clara mejora del valor empresarial de la compañía. Más allá de las habituales ventajas (fluidez y visibilidad de marca, comunicación directa con el usuario o aumento de clientes e influencers), existen otros valores mediante los cuales una App empresarial puede afectar de forma positiva a tu negocio. 

Sin embargo, ¿cómo saber mi valor empresarial? ¿Me interesa tener una App móvil para mi negocio? ¿En que afecta a las empresas el hecho de invertir en aplicaciones móviles?  Te lo contamos todo a continuación.

Valor empresarial: lo que tu App dice de ti.

Entendemos por valor de la empresa el valor del conjunto de elementos, materiales, inmateriales y humanos que integran o constituyen la empresa. Se trata de un valor o precio de conjunto, de la empresa como organización, que incluye no sólo el valor en el presente de los diferentes bienes, derechos y obligaciones integrantes de su patrimonio, sino también las expectativas acerca de los beneficios que se espera que la empresa genere en el futuro.

Una empresa que innova y se mantiene a la vanguardia, vale más que una compañía que siempre haga su labor de la misma forma.

El hecho de tener una App empresarial propia suele representar la visión tecnológica de una compañía, destacando su adaptación a las nuevas tecnologías así como su propia salud empresarial. De cara a los inversores, supone un punto de apoyo frente a las expectativas de futuro de la compañía además de un claro elemento de diferenciación frente a la competencia. A su vez, en el ámbito interno, puede utilizarse como herramienta que ayude tanto a mejorar el ambiente laboral de los empleados  como las comunicaciones internas.

La creación de valor debe ser el objetivo de toda buena empresa. Si hasta ahora el objetivo había sido la maximización del beneficio, ahora este objetivo ha sido sustituido por el de creación de valor. Las empresas deciden apostar por elementos activos que generen un valor adicional para la empresa mas allá de los comúnmente conocidos. Las aplicaciones móviles serían el ejemplo perfecto de este tipo de activos, los cuales (como ya hemos comentado) tienen múltiples aplicaciones dentro de la empresa a la hora producir beneficios.

Maximizar la creación de valor mientras se minimizan los costes

En cuanto a lo que costes se refiere, la práctica ha demostrado que la reducción de presupuesto tiene también un límite tecnológico, lo cual acaba afectando a la calidad de la aplicación y el valor que esta genera. Las empresas en ocasiones cuentan con presupuestos limitados a la hora de desarrollar sus Apps por lo que se decantan por el modelo Do IT Yourself. Este tipo de herramientas son la mejor opción en estos casos, aunque se ha de tener cuidado a la hora de decidir: apostemos por una opción asequible si, pero que sea profesional y se ajuste a nuestras necesidades.

En definitiva, de lo hablamos es de crear valor para el cliente y si no cuidamos la forma en la que nos comunicamos con él, haciendo que la comunicación sea más que una experiencia interactiva, no conseguiremos mantener su fidelidad.  

*Fuente: 

Quizá te interese:

Descarga gratis 480interactive y empieza a crear tus propias apps sin programar

partner_footer