imagen

Cuando el formato de la imagen importa

Si estás desarrollando una aplicación con 480interactive es muy probable que necesites utilizar imágenes para tu proyecto. Si utilizas nuestro software para crear una revista digital, no sólo estamos seguros de que vas a utilizar imágenes sino también de que el componente gráfico y visual será esencial para que tu publicación acabe triunfando. Cuando trabajamos con imágenes vemos que existen numerosos formatos: TIFF, JEPG, GIF… Ahora bien, ¿sabemos qué hay detrás de cada sílaba? ¿Qué diferencias existen entre estos formatos? ¿Cuál será el más adecuado para nuestro proyecto?

El siguiente post publicado en Graffica explica con claridad las características y las diferencias de los archivos gráficos más populares: TIFF, JPEG, GIF y PNG. Ahora ya depende de ti qué formato utilizar.

Recuerda que 480interactive permite crear tu app directamente desde un archivo de InDesign, por lo que ofrece muchas posibilidades en lo que al uso de la imagen se refiere. Además de la imagen estática, con nuestra herramienta podrás insertar una galería de imágenes, simular una animación o generar una secuencia de imágenes táctil.

Cómo y cuándo apostar por un banco de imágenes

Puede que lo consideres como un mal necesario o como una fuente inestimable de recursos pero lo cierto es que si te dedicas al contenido online tarde o temprano tendrás que acudir a los bancos de imágenes para ilustrar alguno de tus proyectos. Por ello es necesario que tengas claro algunos conceptos y sobre todo que sepas si debes utilizarlos o si te puedes permitir otros recursos. Una decisión que girará alrededor de tres factores: el presupuesto del que dispongas, el tiempo que ahorres si optas por imágenes de stock y las expectativas que tengas respecto al proyecto. 

La web Speckyboy explica en este artículo qué factores debes tener en cuenta y cómo y cuándo puedes apostar por los bancos de imágenes. En resumen:

– Los bancos de imágenes son el último recurso

– Utiliza las imágenes con un propósito concreto

– Ten en cuenta a tu público a la hora de seleccionar las imágenes

– El contexto es importante y, por tanto, la ubicación de una imagen dentro de un proyecto también

– No utilices exclusivamente imágenes de banco. Intenta aportar contenido propio

– Internet es inabarcable. Si vas a utilizar bancos de imágenes, debes saber dónde buscar.