cambio de chip diseño

El reto de diseñar para las nuevas publicaciones MCX, más accesible que nunca

“En papel piensas en dos dimensiones; en el formato app pasas a pensar en audio, vídeo, interactividades, efectos… es mucho más versátil, tienes muchísimo más con lo que jugar; en realidad es más difícil para el diseñador, pero es un reto mucho más bonito, porque el resultado es claramente superior. Los diseñadores debemos de atrevernos a salir del QuarkXPress…”. Con esa claridad de ideas resume Luismi Abad, uno de los diseñadores de la agencia de creatividad Complot de Madrid, uno de los cambios más importantes que se están produciendo en el sector de la edición en los últimos tiempos: el que están viviendo en primera persona los profesionales del diseño gráfico y la maquetación. De hecho, la nueva generación de publicaciones MCX (Mobile Content Experience), tienen como una de sus principales características el cambio de paradigma en el diseño.

Conforme explicábamos recientemente, las nuevas publicaciones digitales en formato app están protagonizando una revolución en lo que se refiere tanto al continente como al contenido. Y precisamente la nueva experiencia que suponen para el usuario tiene su primera razón de ser en el diseño funcional, que se diferencia de la web por la cercanía, por los movimientos que realiza de forma táctil: pulsar, deslizar, pellizcar, palpar, agitar… Al mismo tiempo que el lector de estas nuevas publicaciones se siente más cómplice con esa interactividad real que le ofrece la tablet, siguiendo un itinerario más personalizado por los contenidos, el diseñador también tiene mayor control porque puede ofrecer una experiencia mucho más completa que en una publicación impresa.

Y el cambio de paradigma se hace más accesible, prácticamente transparente, con una herramienta como 480interactive, que permite hacer el tránsito de Adobe InDesign a publicación digital en formato app con un software y un sencillo sistema de etiquetas muy fáciles de dominar. La distancia entre el diseño tradicional en papel a la creación de nuevos contenidos en app interactiva es ahora más fácil de recorrer que nunca y los resultados tan sorprendentes como la imagen animada, el rasca o los efectos de sonido.

Sobre todo, porque el reto de diseñar con este cambio de chip es, en realidad, una adaptación necesaria al uso espontáneo y natural que de manera creciente hacen cada vez más lectores de tablets. Algo que es especialmente llamativo en los niños, que utilizan los gestos de navegación en las apps de una forma absolutamente intuitiva, dejando atrás a ratones y punteros.

Quizá te interese:
cursos_footer
partner_footer