El color del éxito (o del fracaso)

Si hace unos días hablábamos de la importancia de escoger buenas tipografías para tu app, hoy haremos lo propio con otro elemento fundamental del diseño: el color.
Al igual que ocurre con las fuentes, una mala decisión en este sentido puede marcar el éxito o el fracaso de una aplicación, ya que si no es visualmente atractiva, poco importará que esté dotada de un gran contenido.
En este sentido no existe una regla de oro, pero si algunas directrices básicas para no caer en un error fatal.

-Identifica a tu público

Además del color corporativo de tu marca, es importante el público al que te diriges. Los adultos, por ejemplo, se decantan normalmente por los tonos oscuros, más sobrios. Los jóvenes, por el contrario, se sienten atraídos por los tonos vivos y brillantes.

-Juega con el contraste

Pero no te pases. El uso de muchos colores puede ser tan desastroso como el uso de pocos. Diferencia los distintos elementos y acciones de tu app para favorecer la usabilidad.

-Cuidado con los ‘colores reservados’

Se llama ‘colores reservados’ a aquellos que tienen connotaciones específicas que resulta difícil obviar. Son el rojo, asociado normalmente a errores y alertas importantes; el verde, vinculado a lo mensajes de éxito y confirmación de acciones y el amarillo, que suele indicar prevención.

Para ayudarte existen también aplicaciones online gratuitas como  Adobe Kuler, que permite seleccionar colores y encontrar los que mejor se complementan. Además, podrás guardar y compartir tus gamas favoritas o descargar las de otros usuarios.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *