Adiós a la basura digital

Con el fin de año llegan las reflexiones y los buenos propósitos. 2015 será el año en el que crezcas, abordes ese proyecto que lleva tanto tiempo en tu cabeza, en el que los clientes serán muy disciplinados y no te avasallarán con encargos de última hora… Por pedir que no sea. Sin embargo y sin dejar las ambiciones de lado, os proponemos un primer paso para empezar el año con buen pie. Sabemos que es una tarea ardua y para la que nunca encuentras el tiempo pero, ¿por qué no aprovechar el inicio de año para ordenar toda la basura digital? Aquí van algunos consejos que además, os ayudarán a mejorar vuestra productividad.

Ordena y clasifica tu correo electrónico. No hace falta llegar a los 1.000 mensajes sin leer para darse cuenta de que tu buzón de mail necesita una limpieza a fondo. Una bandeja de entrada ordenada te ahorra tiempo por lo que mejor es limpiarla re forma regular.

Elimina los archivos duplicados. El desorden digital no sólo es estresante sino que además ralentiza tu equipo. Prueba con programas específicos para eliminar las copias duplicadas de esos archivos que descargas una y otra ves porque tu equipo está tan desordenado que no puedes encontrar el original.

Sistemiza las carpetas. Crea tu propio sistema coherente de almacenaje de archivos. Una estructura ordenada te ahorrará mucho tiempo de búsqueda. Y por supuesto, ya es hora de acabar con la manía de descargar archivos directamente en el escritorio.

Elimina los iconos (que no uses). En serio, piénsalo. ¿Es necesario tener accesos directos de todos los programas que tienes instalados? ¿Necesitas tener todos esos archivos en el escritorio? ¿Seguro? Elimina todo aquello que no utilices regularmente. Sin contemplaciones. Por supuesto, no basta con eliminar sólo los iconos, aprovecha también para borrar todos los programas que no utilices.

Ordena tus carpetas multimedia. Las fotos, películas y discos pueden llenar tu ordenador de basura digital hasta límites insospechados. Es hora de eliminar las fotos de mala calidad, los discos que ya no escuchas o las películas que nunca volverás a ver. El rendimiento de tu ordenador te lo agradecerá.

Ahora sí, ya estáis preparados para empezar el año con buen pie y para tratar de alcanzar las metas que te propongas.
¡Feliz y ordenado 2015!

Fuente: Creative Bloq

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *